diciembre banner (1)
Carrito (0) Cerrar
No products in the cart.
Carrito (0) Cerrar
No products in the cart.

La Luna y su influencia en ti

Frases de la luna
Fases lunares, luna de sangre

¿Estás en la Luna? Te invito a mirar cómo cambia de posición respecto a la Tierra y el sol, y ello origina cambios aparentes en su tamaño: los define la iluminación solar cada lapso de 29 a 31 días al que llamamos “Fase lunar”, un periodo que inicia con la Luna Nueva Visible y termina con la Luna Vieja Visible. 

La dimensión de la Luna, es decir, su iluminación, depende del sitio donde la mires. Si estás en el hemisferio norte o el hemisferio sur, el cuarto menguante lunar es idéntico, pero está dispuesto en sentido inverso según el hemisferio donde te encuentres. Hay nueve fases lunares: Luna nueva, Luna creciente, Cuarto creciente, gibosa o creciente, Luna llena, Luna gibosa menguante, Cuarto Menguante, Luna menguante y Luna Negra.

Esos periodos han tenido gran influencia cultural desde nuestros antepasados. Por ejemplo, se medía el tiempo tomando como referencia los ciclos lunares, así lo registran calendarios lunares de egipcios y babilonios, e incluso ahora el calendario islámico lo sigue empleando y, por ello, su año tiene once días menos que el calendario gregoriano. 

La mitología griega también hace referencia a estos ciclos: asocia a Artemisa con la Luna creciente, para aludir a la fertilidad, los nacimientos y la virginidad, lo que en nuestros tiempos implica al periodo menstrual y a los estados de ánimo que conlleva en las mujeres el ciclo hormonal; Selene con la Luna llena y menguante, personifica al mencionado astro, y Hécate se asocia con las fases menguante y nueva lapsos propicios para la magia y la brujería. Actualmente prevalece la idea de que este astro influye en los estados de ánimo de las mujeres, aunque, en realidad, éste se determina por el ciclo menstrual como hemos dicho y además porque el brillo de la Lunar siempre implica una inyección de ánimo y esperanza. 

Pero este satélite natural ha tenido influencia en diversos confines de la actividad humana, entre la magia y la creatividad e incluso los prejuicios. Nos quedamos con una, por ahora, la referida al amor. Entre la mitología y la literatura e incluso la poesía surgieron entrecruces que forjan a este astro como inspiración de los enamorados; entre las representaciones más antiguas está el pastor Endimión quien, impulsado por su amor a Selene pidió al dios Hipnos el don de dormir con los ojos abiertos para admirar al satélite natural en el cielo nocturno, y en un acto de sacrificio de amor de Hipnos que amaba a Endimión, le permitió mirar para siempre a su amada. 

Las fases lunares se asocian al amor y sus variantes como anotaremos aquí, en este portal innumerables veces. Basta por ahora cerrar este ciclo de palabras con la petición que Rafael Alberti hace al astro:

“Luna mía de ayer, hoy de mi olvido,

Ven esta noche a mí, baja a la tierra,

Y en vez de ser hoy luna de la guerra,

Sélo tan sólo de mi amor dormido”.

¿Te gusto lo que publicamos? ayudanos compartiendolo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Artículos Relacionados

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Ya visitaste nuestra tienda?

Haz click para ver nuestro catálogo.