diciembre banner (1)
Carrito (0) Cerrar
No products in the cart.
Carrito (0) Cerrar
No products in the cart.

Las Diosas de la Luna

Luna con mujer
Asociaciones lunares que la humanidad ha otorgado

Bajarte el cielo, la luna y las estrellas puede ser algo que te hayan dicho a ti o alguna amiga cuando en esa maravillosa etapa del enamoramiento, hombres y mujeres estamos dispuestos a la aventura y a ofrecer lo inalcanzable con tal de conseguir la atención y hasta el amor de la otra persona.

La humanidad siempre ha mirado al cielo para comprender su origen e incluso para proyectar su destino y aquel impulso por saber sobre nosotros mismos generó leyendas y mitologías, y sistemas estructurados de creencias religiosas además de la Astrología y, más tarde, con la consolidación de la ciencia, la Astronomía. 

Asociaciones lunares

Entre la infinita constelación del Universo, la Luna ha sido epícentro de nuestra curiosidad e imaginación, por eso la hemos asociado con el Lobo, el Sapo y la Rana o el Conejo y la liebre y, aparte de indagar su influencia en el destino.

Además, hemos asociado la fuerza de gravedad y otros fenómenos naturales, la hemos recreado e incluso adorado, esa es la palabra, a través de las diosas, en la mitología griega es Selene, hija de los titanes Hiperión y Tea, o en la romana así tal cual, como Luna que, en cualquier caso representa a la mujer, lo mismo por la sensual feminidad que como la Diosa Madre, fuente de la fertilidad, creadora de vida. La media luna fue un atributo tardío de Isis como Reina del Cielo y, más allá de la controversia relacionada con la Diosa Azteca Coyolxauhqui, durante muchos años ha sido el símbolo lunar de la mujer guerrera.

Existen decenas de deidades que representan a la Luna como reinvención o renacimiento y exploración de nuevas oportunidades que definen sus ciclos y que, entre la discreta luz y la resplandeciente luminosidad, establecen también aspiraciones, resplandecer como la Luna, e inspiraciones, situarse en la penumbra de los amantes entregados, entre una constelación tan infinita como el Cosmos. 

Lo que podemos asegurar es que, gracias a la Luna, sabemos que cada uno de nosotros es una preciosidad, en una perspectiva cósmica, como dijera Carl Sagan.

¿Te gusto lo que publicamos? ayudanos compartiendolo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Ya visitaste nuestra tienda?

Haz click para ver nuestro catálogo.